La primera batería de CO2 del mundo para el almacenamiento de energía de larga duración se prepara para su estreno

by Juan Crego | 12 junio, 2022 10:49 pm

El desarrollador italiano de almacenamiento de larga duración Energy Dome ha lanzado la primera batería de CO2 con carácter demostrativo en Italia

La empresa italiana Energy Dome ha anunciado esta semana el lanzamiento de la primera batería de CO2 del mundo en Cerdeña (Italia). La batería utiliza dióxido de carbono para almacenar energía renovable en la red, y Energy Dome afirma que la tecnología puede desplegarse rápidamente en cualquier parte del mundo

El almacenamiento de energía a gran escala va a ser necesario a escala extrema en todo el mundo, a medida que la energía verde empiece a dominar el suministro eléctrico mundial. La energía renovable se genera a menudo en momentos y lugares en los que no se necesita, por lo que una gran variedad de tecnologías de almacenamiento de energía a nivel de red están compitiendo por diversos nichos del mercado energético, cada uno con sus propias fortalezas y debilidades.

Energy Dome situó la batería de CO2 en Cerdeña para favorecer la rapidez del mercado y la facilidad de ejecución, ya que se encuentra en una zona industrial con una conexión eléctrica existente. Además, Cerdeña consume actualmente carbón, pero este combustible fósil se eliminará progresivamente en 2025.

¿Cómo funciona la batería de CO2?

El CO2 es uno de los pocos gases que pueden condensarse y almacenarse como líquido a presión a temperatura ambiente, por lo que, como afirma Energy Dome en su página web, es el fluido perfecto para almacenar energía de forma rentable en un proceso termodinámico cerrado. Permite el almacenamiento de energía de alta densidad sin necesidad de llegar a temperaturas extremadamente bajas.

De acuerdo a Electrek, para cargar la batería, se toma el CO2 a temperatura y presión casi atmosféricas y se comprime. El calor que se genera durante la compresión se almacena en enormes cúpulas como la que vemos en la portada. Cuando se intercambia la energía térmica con la atmósfera, el gas CO2 se convierte en líquido.

Para generar y despachar electricidad, el CO2 líquido se calienta y se convierte de nuevo en un gas que acciona una turbina, la cual genera energía. El CO2 gaseoso está siempre contenido y todo el sistema está sellado.

No se utilizan materiales exóticos. La tecnología utiliza acero, CO2 y agua. Así que no hay dependencia de materiales de tierras raras como el cobalto o el litio. Esto hace que la tecnología sea geopolíticamente independiente. Se puede producir en todas partes y se puede utilizar en todas partes.

Eficiencia de la batería de CO2

La eficiencia de este sistema, según Energy Dome, es superior al 75%. En este sentido, no puede competir con las grandes baterías de litio. Pero el coste es el factor principal en el sector energético, y la empresa ha declarado a Recharge News que su coste nivelado de almacenamiento estará en el orden de los 50-60 dólares por MWh dentro de unos años, mucho menos que los 132-245 dólares por MWh de las baterías de litio.

Hay soluciones que almacenan la energía de forma más barata, pero suelen ser más lentas a la hora de reaccionar a la demanda y más apropiadas para la generación de energía estacional a largo plazo y los desajustes de la demanda, donde estas baterías de CO2 pueden operar más cerca de la respuesta instantánea de las baterías de litio, al tiempo que almacenan la energía durante más tiempo con menos degradación del sistema.

Y así llegamos a la planta piloto. La empresa anunció el año pasado, tras constituirse en febrero de 2020, que construiría su primera planta en Cerdeña y la tendría en funcionamiento en 2022. Y lo ha hecho, con notable rapidez. La planta de Cerdeña es razonablemente pequeña, ya que solo almacena 4 MWh de energía y ofrece una producción máxima de 2,5 MWe, pero la empresa afirma como prueba de que el concepto funciona, y que se construyó utilizando equipos disponibles en cualquier parte del mundo, lo que demuestra que realmente no hay impedimentos para su implantación mundial a gran escala.

El siguiente paso es una planta a gran escala que almacene 200 MWh de energía y suministre hasta 20 MWe cuando sea necesario. Energy Dome afirma que se espera que su primera planta de tamaño completo esté en funcionamiento antes de finales de 2023, que ya ha vendido plantas en Italia, Alemania, África y Oriente Medio, y que está procediendo a la recaudación de fondos de la serie B para ayudar a ampliar la escala a medida que la empresa se hace comercial.

Compártelo:

Source URL: https://revistacuartasemana.com/la-primera-bateria-de-co2-del-mundo-para-el-almacenamiento-de-energia-de-larga-duracion-se-prepara-para-su-estreno/