Empleos del futuro, debates del presente

by Eleonora | 5 agosto, 2018 8:36 pm

Por SILVIA STANG

Comunicarse, interactuar, hacer transacciones a distancia. El avance de las tecnologías digitales, ¿permite una mayor actividad económica al ser capaz de generar mayor demanda y de reducir los costos de producción? ¿Y deja espacio entonces para la creación de empleos? La respuesta que dio a esos interrogantes un reciente estudio del Banco Mundial para América Latina es positiva.

Eso sí: se advierte que hace falta que se cumplan ciertas condiciones, como la de facilitar el acceso a las tecnologías. Este punto involucra aspectos como el del alcance de la banda ancha para las distintas poblaciones de un país y el de los precios, tanto de los servicios como de los dispositivos -y aquí entra en juego el debate sobre las políticas públicas en materias como la apertura comercial y los impuestos-. Otra de las condiciones mencionadas es promover una educación y una capacitación para los trabajadores actuales y futuros, que sea acorde a “los empleos del mañana”. Esta última expresión es el título que recibe el mencionado informe, que fue elaborado por los economistas Mark Dutz, Rita Almeida y Truman Packard y que fue presentado días atrás en Buenos Aires.

“Tiempo venidero”, puede leerse en una de las acepciones de la palabra “mañana” que ofrece el diccionario de la Real Academia Española. “El futuro” y “el día que sigue inmediatamente al de hoy”, rezan otras definiciones. La alusión a lo inmediato bien puede vincularse al significado que la palabra “mañana” adopta en las cuestiones que hacen al escenario de la producción económica y del trabajo de las personas. A qué velocidad van los cambios (dados tanto por las tecnologías digitales como por la automatización de tareas y la inteligencia artificial) es algo que depende del sector económico, del país que se mire, del tipo de tareas y hasta del contexto social y político. Pero en cualquier caso, lo cierto es que no existe un momento determinado que defina una “línea de largada”. Y, si bien hay quienes advierten que todavía no existen muchos de los empleos que podrían tocarles a los chicos que están ahora en la escuela, es también un hecho que muchos trabajadores actuales se dedican a tareas que, cuando vestían uniforme escolar, no había ni noción de que existirían.

La dinámica de las transformaciones lleva a la necesidad de adecuar el modelo educativo. “La creciente necesidad de habilidades flexibles [como la capacidad de adaptarse al cambio y reaprender, la de comunicación y la de interacción] requiere que los sistemas de educación se reenfoquen”, dijo Dutz al presentar el trabajo del Banco Mundial.

Las experiencias observadas, según el economista, indican que la expansión de una economía digital (impulsada por el uso de Internet) puede llevar al crecimiento de la productividad de las empresas, a la baja de costos y, por tanto, a la creación de más empleos. Y no solo para los trabajadores más preparados, sino también para los de baja calificación.

Source URL: http://revistacuartasemana.com/empleos-del-futuro-debates-del-presente/